martes, 15 de octubre de 2013

Eso de cruzar el arco...

En Buenos Aires ya pasó la maratón. Ese mismo domingo, en Chicago, se corrió otra. Y, como en la nuestra, también tuvo historias. Acá, nos emocionamos con el Incio Cortínez y Roberto Cárcamo (está en este post). En Estados Unidos, la historia de Maickel Melamed se llevó los aplausos. Este venezolano de 38 años tiene atrofia muscular de nacimiento terminó la carrera en 16 horas y 46 minutos, a la 1.20AM del día siguiente y al borde del colapso. Fue el último de los 40.000 corredores que participaron, pero para los organizadores no fue uno más. A pesar de que las calles fueron reabiertas y todo estaba cerrado, hubo gente esperando y se llevó su medalla, que se la entregó a su padre presente.

"Si lo soñaste, hacé que ocurra. Tu vida es la cosa más importante que te puede pasar. Así que hacé lo mejor que puedas", le dijo a los periodistas. Melamed ya corrió dos maratones (New York, Berlín y ahora Chicago) y sueña con correr al menos dos más. Acá el link de esta historia y un video.

Maratón de Chicago 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario