lunes, 24 de febrero de 2014

La foto más linda de #ElCruce2014

Algunos la llamaron la foto más linda de El Cruce. La encargada de retratarlos fue Graciela Zanitti y qué bueno que pudo hacerlo.

Yo me enteré de esta historia algunos días antes de viajar a Chile. Revisando los nombres de los equipos para armar algo para Factor Running Radio (sí, miré TODOS) encontré algunos graciosos, otros obvios, algunos curiosos y este en particular. Eran canadienses, los únicos que encontré entre tantos argentinos, brasileños, chilenos, mexicanos, venezolanos, ecuatorianos, algunos uruguayos y norteamericanos y unos pocos europeos. Además, eran una pareja mixta, lo cual hacía más fácil su identificación.

En la Etapa 1 fue bastante complicado relacionarse con otros equipos. Pero en la 2, bastante más llana, cuando entramos a la playa los reconocí. Eran ellos. THE HONEYMOONERS. Enseguida me acerqué a corroborar que fueran y, además, que realmente estuvieran de luna de miel. Y sí, confirmado.

Foto de CZ
El se llama Joel Anthony, tiene 28 años y fue quien respondió a mis preguntas, divertido por mis consultas. Julia, de 30, iba unos pasos adelante, escuchando de lejos y atenta para acotar. Ella no pareció celosa cuando me acerqué, pero él sí: cuando Julia consultó a otro corredor para saber cuánto faltaba, el bueno de Joel metió un lindo sprint para quedar a la par de su amada... Parece que en Chile, en Argentina o en Canadá, los celos son iguales...

Se casaron en agosto, que es el verano canadiense. Enamoradísimos, planearon su luna de miel en Chile, en donde iban a pasar tres semanas visitando lugares y conociendo un poco, ya que era su primer viaje a Sudamérica. Y se enteraron de la carrera y pensaron que era la mejor manera de celebrar su amor: pasando tres días en El Cruce.

Ella suele correr carreras de calle, él, en cambio, prefiere las carreras de aventura y es amante de la bicicleta. Los dos aman la naturaleza y por eso esta vez no hubo discusión: se anotaron y llegaron a Puerto Varas con sus mochilas para la travesía.

Foto de Diego Winitzky /  DW Photo
Me contaron que fue muy duro el primer día, pero que lo llevaron bien. Tardaron, según el tiempo oficial, 8h22m. El segundo día, cuando me los encontré en la playa a pleno trotecito (después los pasé cuando ellos pararon a comer), hicieron 5horas30 y el tercero 3h30, para un total de 17h23m. También me contó él que en la Columbia Británica, donde viven, suelen pelearse para ver qué se corre el fin de semana. Ella prefiere anotarse en la ciudad y a él le gusta más el barro. Sin embargo, para este viaje no hubo mucha pelea. Los dos se enloquecieron con la idea de El Cruce y, por lo que me contaron y por lo que pude ver en las fotos, lo disfrutaron mucho. Y se llevaron uno de los retratos más lindos. Una foto perfecta de una perfecta Luna de Miel.
















Las fotos son de CZ PhotoOutdoor, El Cruce (Club de Corredores) y Joel Anthony.

3 comentarios:

  1. Genial historia. El olfato periodístico intacto pese al cansancio.
    PV.

    ResponderEliminar
  2. excelente nota aunque esto ya lo habia leido en el blog face del cruce en una nota que hizo el periodista de rio negro antes de la carrera, cortesia nunca esta de mas.

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo! Tenés el link? Así lo puedo chusmear, la verdad es que no lo había leído, los encontré en la carrera y hablé con ellos allí. Gracias.

    ResponderEliminar