miércoles, 20 de agosto de 2014

Tetra campeona

Yanina cruza el arco con una sonrisa. Es increíble que los músculos de su rostro aún tengan energía para esbozar un gesto alegre después de más de seis horas de sortear las peores condiciones climáticas. Ella está acostumbrada a esto de levantar copas, aunque asegure que cada competencia tiene lo suyo y cada trofeo un gusto especial. En este caso, a Yanina Ferroni le tocó levantar la Copa Challenger del Tetratlón de Chapelco, que se adjudicó por segunda vez consecutiva, en la 28va edición del evento, que se llevó a cabo el 9 de agosto en el centro de esquí más importante de Neuquén.

Yanina, que fue invitada especialmente a competir en esta edición del Tetra, es de General Roca, allí donde cada año es candidata a quedarse con el Triatlón Cross Fiesta Nacional de la Manzana (ganó los últimos dos), pero en San Martín ya la conocen todos también. En realidad, es famosa en todo el Sur, ya que no se pierde competencia alguna. Sobre todo si hay que andar sobre ruedas. "Lo que más me gusta es la bicicleta, ahí puedo hacer algo más de diferencia. Y lo que más me cuesta es correr", explica, y es por eso que no elige carreras de calle para participar. Necesita aventura, exigencia, y se le nota.
Yanina completa el tramo final, a puro trote y sonrisa.

Hace 12 años que Yanina comenzó a correr, alentada por su marido Fernando Helling, otra celebrity de las carreras del Sur por la cantidad de podios que acumula. Compitiendo en pareja o solos, los dos tienen la casa repleta de trofeos. Pero su elección por las pruebas combinadas no fue de un día para el otro. "Soy profesora de danzas y me dedicaba a eso. Tenía el cuerpo de una bailarina y eso me ayudó mucho sobre todo en la conducta. Hasta que un día me di cuenta de que mi cuerpo se había transformado. ¡Parecía Robocop!", dice entre risas, relajada. Esa imagen frente al espejo, la de una mujer fortalecida por la actividad física, con otro tipo de musculatura pero sin haber perdido nunca la femeneidad, fue lo que la decidió a dedicarse de lleno a pruebas como el Tetra de Chapelco, que une esquí, kayak, pedestrismo y mountain bike en un recorrido que ella abarcó en 6 horas y 8 minutos (su perseguidora, Victoria Amoroso, llegó en 6h53m).

"Cuando me anoto y decido competir, mi mente sólo está en la llegada. Lo que transcurre no lo pienso", explica para que el resto de los mortales puedan entender cómo esta mujer de 42 años y madre de dos haya soportado la nieve en el tramo de esquí, la lluvia durante la etapa de pedestrismo, el viento sobre el kayak y el frío cuando volaba sobre su bicicleta. Ella sólo piensa en "dejar todo". Dice que lejos de sufrir discriminación, la mayoría de los hombres, a los que en muchos casos supera ampliamente en la clasificación general final, la ayudan. "Me alientan, me dejan el lugar cuando les pido paso, me ayudan si ven que lo necesito, no les importa si los paso o no", reconoce y admite que suele usar a algunos como liebre para exigirse aún más.

En la premiación junto con Ricardo Curruhuinca,
ganador de la categoría masculina.
Ya corrió con su marido y también con sus hijos, quienes conforman una auténtica familia de atletas. Sea en el Tetra de Chapelco, en Hi Tec o en Doble Apolo, Yanina va. Y gana.

 Resultados oficiales del Tetratlón de Chapelco:  AQUI.

Fotos de Aventura: LINK DEL EVENTO Y RESUMEN

Nota en Olé: AQUI



Agradecimiento especial a Nieves del Chapelco, NQN Eventos, Neuquentur, CFI y María Inés Hainard. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario