jueves, 11 de septiembre de 2014

La ciudad de Cerati

Silvio entró a la Expo de los #Arnet21kBsAs después de días de ansiedad y espera. Fue a buscar su kit y la fila para personalizar la remera Adidas lo expulsó cuando ya pisaba el mediodía. La alegría por la cuenta regresiva hacia la carrera se terminó abruptamente cuando Twitter le escupió la peor noticia. Un rumor que más tarde se hizo noticia y lágrima: la muerte de Gustavo Cerati, ese mismo jueves. La decisión tardó segundos: al día siguiente Silvio volvió a la Expo para estampar su remera, y su recuerdo. Y la carrera, como para muchos, se resignificó. A correr por él.

Si en esos 21.097 metros hubo más de 20.000 historias, la desaparición física de Gustavo emparentó a varios en el sentimiento. El "Gracias Totales" que se leyó tantas veces en los últimos días superaba los 11 caracteres para el estampado y por eso cada uno eligió su variante. Quienes lo acortaron, quienes eligieron otra frase, los que se pusieron otra remera para correr, hasta una chica con un fibrón negro que escribió su mensaje en su espalda con su propio puño y letra. Una foto, una imagen, una palabra. "Fue una motivación extra llevarlo en la espalda. Lo sentí como un pequeño homenaje a un tipo que la luchó tanto. El  'AHI VAMOS' fue una manera de correr sabiendo que Gustavo estaba presente", explica Silvio y deja evidenciar su emoción.

¿Y cuántos eligieron su música especialmente para esta carrera, cuántos armaron su mp3 especialmente para escucharlo el domingo? En la ciudad de la Furia, Cuando pase el temblor, Rapto, Deja Vu, Primavera cero (por qué no Avenida Alcorta, justamente). Hasta en la largada, a las 8.30 del domingo 7 de septiembre, sonó su voz, con De Música Ligera. Así comenzaron el camino los 20.216 corredores, escuchando esos acordes. Pero hubo más homenajes: al pasar por debajo de la autopista de Avenida Del Libertador, para subir hacia 9 de Julio, sonaron miles de aplausos. El cartel de la autopista rezaba un "GRACIAS GUSTAVO" que logró emocionar pese al cansancio de la subida. "Con un flaco que tenía la misma leyenda que yo nos dimos la mano durante el recorrido. No podíamos hablar pero nos saludamos", relata Silvio. Su historia era la de muchos otros.
Foto ilustrativa.

Las bandas que le dieron música al circuito también eligieron sus canciones (entre otros intérpretes) para animar a los corredores. Y fueron recibidos con aplausos y coros y con la misma emoción. La que se vio en los rostros de quienes vivieron los 21k de esa manera, homenajeando al ídolo, sintiéndolo presente, más que nunca. Y llegando con la Fuerza Natural que les dio Gustavo.










Cerca del final 
Sólo falta un paso más 
Siente un déjà vu 
Déjà vu...

Gracias por las fotos a Personal Best, I Love Runn, Foto Run, Maratonistas Santafesinos y Silvio Favale. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario