jueves, 6 de noviembre de 2014

La tercera en discordia

Muchos debieron buscarla en Google, en los archivos de la IAAF, en todas partes. Su apellido no era keniano ni etíope, no tiene la contextura física de esas maratonistas de raza que se llevan todos los aplausos, las ovaciones y las medallas en cada carrera, sobre todo en las Majors. Sara Moreira apareció de imprevisto, cuando no la esperaban, cuando lo lógico por los nombres era que el podio estuviera compuesto, una vez más, por un trío africano. Pero la sorpresa llega, sobre todo, porque no hay registros suyos en maratón: los 42k de Nueva York fueron sus primeros. Y anuncia, la lusa, que no sabe si va a convertirse en maratonista pese a haber terminado tercera detrás de Keitany y Sumgong.


Moreira es triple medalla de oro por equipos en el Europeo de Cross Country, ganando en Bruselas 2008, Dublin 2009 y Albufeira en 2010. En la categoría individual, tiene una plata y un bronce en los 5000 metros del campeonato europeo y un oro y una plata en indoor, corriendo los 3000 metros. "Es una gran ciudad para debutar", dijo antes de largar en Nueva York. Su elección no fue sencilla: su hijo Guilherme cumplió su primer año el 1° de noviembre y ella no pudo estar con él. A él le dedicó el podio. "Pense mucho en él durante la carrera, quería que supiera que no estuve en su cumpleaños por un motivo más que especial", contó.


Sus 2h26m en NY ilusionan a un país que aún añora a Rosa Mota, doble medalla en maratón en los Juegos Olímpicos (bronce en el 84 y oro en 1988). Apenas tres minutos la separan del mejor tiempo de su histórica compatriota, que hizo su mejor tiempo en Chicago, en 1985: 2h23m29s.

"Soñaba terminar dentro de las 10 mejores, ocho quizá. Pero me sorprendí a mi misma", aseguró luego de recibir su medalla. Mary Keitany, ganadora de la prueba, la completó en 2h25m07s y Jemima Sumgong apenas cruzó la meta tres segundos después. Moreira corrió gran parte de la carrera en el grupo de elite, pero siempre entre el sexto y séptimo lugar. Ya en el 35, cuando las dos primeras tomaron distancia del pelotón, se animó a apretar un poco más su paso. Tanto que sus últimos 500 metros fueron con todo. Así, llegó quince segundos por delante de la cuarta, Jelena Prokopcuka. Desiree Linden, primera americana y quinta en la carrera, llegó dos minutos y 11 segundos después que la portuguesa. La italiana Valeria Straneo fue la segunda europea en llegar, en el octavo lugar. Y Ana Dulce Félix, compatriota de Sara, llegó 12°.

 Esta mujer de 29 años logró entrenarse metiendo 200 kilómetros por semana al mismo tiempo que criaba a su hijo. "Mi hermana y mi prima fueron fundamentales para ayudarme. Por suerte Guilherme es un nene que duerme bien y eso facilitó mucho la preparación", cuenta. "Terminar una maratón es un acto de heroísmo. Y hacerla como la hice... Creo que con mi sonrisa del final digo todo. Llegué radiante, me siento realizada en todos los niveles: voy a ir por más, pero mi mejor medalla será siempre la alegría de mi hijo".

La llegada de Sara: http://www.publico.pt/n1674933

Audio de Factor Running:



Sara Moreira por la IAAF http://www.iaaf.org/athletes/portugal/sara-moreira-210366


No hay comentarios.:

Publicar un comentario